Galletas casera elaboradas con ingedientes de primera calidad, están hechas a base de avena, amaranto, cacahuate, semillas de girasol, acompañadas de pasitas y aromatizadas con vainilla. De consistencia muy crujiente, excelentes para el desayuno o la merienda, para acompañarlas de un delicioso café, chocolate caliente o si lo prefiere con leche.