Producto tradicional griego, hecho con una mezcla de leche de cabra y oveja, sabor excepcional, color blanco natural, bajo contenido en grasa, blando con sabor definido, ligeramente salado y afrutado.

Al centro de la mesa para botanear, en ensaladas, costras al comal, sándwiches y todo tipo de bolillería, a la plancha.